POETAS DE PANAMÁ / POETS FROM PANAMA: EYRA HARBAR

Eyra Harbar

Cien años

Camino a la ciudad, tu boca y la mía,
lamentan ser parte del festín:
venció el becerro de oro,
la centuria ha sido del mundo,
nuestra cadena se arrastra
como sílaba dormida.
Perdimos la paz boscosa,
rompimos el pacto.
Somos reyes sin trono
en este paraíso de hojalata.

(del cuaderno “Espejos”)

Cotidianas en serie

Ser cauto,
un ser pensante que sabe de sobra,
una máquina para cerrarlos los ojos y acumular consideraciones.
una máquina para acumular una casa, un auto, mostradores y vitrinas,
un ser que va de un corral a otro contando almas como mercancía,
un ser consagrado al hecho diario de catalogar la vida.
Ser cauto,
un ser pensante que sabe de sobra
repetir su maquinal herencia.

(Del cuaderno “Desertores de alborada”)

Heredades del fuego

El suicidio de un jubilado por la crisis
desata la ira en Grecia
Diario El País, España

Un anciano se ha disparado en la sien.
Adentro de su bolsillo guarda una nota
que habla del patrimonio de un pueblo
adueñado por dioses monstruosos.

Se escucha detonada la explosión.
Se empieza a ser polvo antes que cólera,
unos mueren antes que llegue la muerte.

Los viejos mueren por un tiro en la cabeza,
allá o acá sin heredad,
sumando la cifra de una guerra
que en cualquier bolsillo incendia.

(Del cuaderno “Desertores de alborada”)

One hundred years

Heading for the city, your mouth and mine,
They regret to be part of the feast:
The gold calf won,
The century has been of the world,
Our chain is dragging
Like a sleeping syllable.
We lost the wooded peace,
We broke the covenant.
We are kings without throne
In this paradise made of tinplate.

(from the notebook “Mirrors”)

Serial routines

To be cautious,
A thinking being who knows full well,
A machine for closing eyes and gathering considerations.
A machine for gathering a house, a car, counters and shop windows,
A being swaying between a pen to the other counting souls as merchandise,
A being devoted to the daily fact of cataloguing life.
To be cautious,
A thinking being who knows full well
How to repeat his mechanical legacy.

(From the notebook “The dawn deserters”)

The Fire´s estates

The suicide of a pensioner because of the crisis
unleashes the rage in Greece
Diario El País, Spain

An old man has shot himself in the temple.
In his pocket he keeps a note
About the heritage of a people
Seized by monstruous gods.

Triggered, the explosion is heard.
One begins to be dust before rage,
Some die before death arrives.

Old men die of a shot in the head,
Here or there without estate,
Adding up to the numbers of a war
That sets fire to any pocket.

(From the notebook “The dawn deserters”)

Elección y traducción a inglés : Edilberto González Trejos. / Selection and translation to English: Edilberto González Trejos.

Esta elección está a nuestro amigo, poeta Vasco Franco (1960-2021). / This selection is dedicated to our friend poet Vasco Franco (1960 -2021).





Eyra Harbar, Almirante, provincia de Bocas del Toro, Panamá, 1972. Poeta, narradora y escritora de literatura infantil y juvenil. Su trabajo literario ha sido publicado en estudios y antologías nacionales e internacionales, así como ha sido reconocido en varios premios nacionales en poesía y de literatura infantil/juvenil. Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas. Ha publicado los poemarios Paraíso quemado(2013), Espejos (2003), Donde habita el escarabajo (2002), el libro de minificción No está de más (2018) y Cuentos para el planeta (2020) en poesía infantil.

Eyra Harbar, Almirante, Bocas del Toro province, Panama, 1972. Poetess, storyteller and writer of Child and Adolescent Literature. Her literary work has been published in national and international studies and anthologies, as well as distinguished with several national prizes of poetry and child and adolescent literature. She is a Law and Political Sciences Graduate. She has published the following poetry books: Paraíso quemado(2013), Espejos(2003), Donde habita el escarabajo (2002), the minifiction books No está de más (2018) and Cuentos para el planeta (2020) in children´s poetry.

POETAS DE PANAMÁ / POETS FROM PANAMA: SAMUEL ROBLES

Samuel Robles

Inéditos

1.

La escarcha de la aurora
se perfila en tu velo de alabastro.

Fuiste lágrimas silvestres
poblabas los caminos del otoño
despertabas al ocaso
y con hábil sutileza
seducías mariposas,
amantes en exilio–.

Sobre la hiedra se alzaban tus manos
como espumas de una ola prematura
lánguida
dulce
desnuda y fulgurante.

Y al final de tu historia olvidas tu pasado
y transformas en pétalos
tus párpados marchitos.

2.

Un navío hecho de hojas se despide
hacia la vastedad de la laguna.

El sol aguarda.

3.

Resuelta
caminas hacia el espacio
donde se visten
mis tinieblas:
entras sin temor en la oscuridad.

Tus manos reconocen
los senderos abatidos de mi viaje
y descansan
imitando al ocaso.

Tal vez recibas
de mis manos un alba
de azul y de azucena.

Tal vez mi pecho
lacerado por el olvido
encuentre tus brazos
como ola y litoral.

Unpublished

1.
The frost of the dawn
Is outlined in your veil of alabaster.

You were tears in the wild
Crowding the grey roads of autumn
Awaking at dusk
Seducing butterflies
With your clever tenderness,
Lovers in exile-.

Upon the ivy your hands did raise,
Like sea foams of a premature wave,
Feeble
Sweet
Nude and bright.

And at the end of your story, you forget your past
Turning your withered eyelids
Into petals.

2.
A ship made of leaves bids farewell,
Toward the vastness of the pond

The sun awaits.

3.
Resolute
You walk towards the space
Where my darkness
Is clothed:
You enter fearless into the night.

Your hands recognise
The downhearted paths of my journey
And rest
An imitation of sunset.

Perhaps you will receive
From my hands a dawn
Of blue, a dawn of white lily.

Perhaps my chest,
Hurt by oblivion,
Shall find your arms
As wave and shore.

Elección y traducción a inglés : Edilberto González Trejos. / Selection and translation to English: Edilberto González Trejos.

Esta elección está dedicada a nuestro amigo, poeta Vasco Franco (1960-2021). / This selection is dedicated to our friend poet Vasco Franco (1960 -2021).





Samuel Robles, Ciudad de Panamá, 1974. Compositor, director de orquesta, educador y escritor panameño. Su música ha viajado por el mundo, siendo ejecutada o grabada por orquestas, grupos de cámara y solistas tales como la Orquesta Sinfónica de Guanajuato, la Sinfónica Venezuela, Dal Niente Ensemble, Violet Duo, Carmen Borregales, Eddy Marcano, Ana Catalina Ramírez, Marco Antonio Mazzini, Roberto Alonso Trillo, Laurel Zucker, Pacifica String Quartet o la Sejong Dream Tree Orchestra de Corea. Ha dirigido orquestas en Norte, Centro y Suramérica, trabajando principalmente con músicos jóvenes y programas de desarrollo social a través de la música. En 2018 obtuvo el Premio Roque Cordero de Composición en su versión inaugural por su obra Réquiem por los hijos del cañaveral para coro mixto y percusión – dos años más tarde repite con Cantata para un soldado, para soprano y ensamble mixto. Sus obras Sur para Banda Sinfónica, Veraguas para Orquesta Sinfónica y Danza de la Aurora para arpa han recibido mención de honor en dicho concurso. Sus composiciones son publicadas por Cayambis Music Press. Robles es profesor de la Universidad de Panamá, donde enseña en las áreas de Literatura Musical, Dirección Musical y Teoría Musical. Es pianista y acordeonistade Los Guayas y ha participado en álbumes como acordeonista, compositor, arreglista y director. Es doctor en composición musical (North West University) y posee maestrías en Musicología Histórica con concentración en música medieval y renacentista (University of Chicago) y en composición musical (University of Cincinnati-College Conservatory of Music). Es miembro investigador del Grupo Salamanca de Investigación en Museos y Patrimonio Iberoamericano (GSIM). Como escritor, ha publicado libros de cuentos y poesía, obteniendo en diversas ocasiones premios a nivel nacional. Ofrece talleres de escritura creativa, ha fungido como jurado de concursos nacionales de literatura y su obra ha sido seleccionada para diversas antologías, tales como “Cuentos de Panamá”, editado por la Universidad de Zaragoza. Robles ha sido publicado por el Instituto Nacional de Cultura, la Fundación Signos, Ediciones El Duende Gramático y por la Sociedad de Estudios Medievales y Renacentistas de Sudáfrica, entre otros.

Samuel Robles, Panama City, 1974. Composer, orchestra conductor, teacher and writer. His music has travelled around the world, performed or recorded by orchestras, chamber groups and solo artists such as the Symphonic Orchestra of Guanajuato, the Venezuela Symphonic, Dal Niente Ensemble, Violet Duo, Carmen Borregales, Eddy Marcano, Ana Catalina Ramírez, Marco Antonio Mazzini, Roberto Alonso Trillo, Laurel Zucker, Pacifica String Quartet, or the Sejong Dream Tree Orchestra of Korea. He has conducted orchestras in North, Central and South America, working mainly with young musicians and programs of social growth through music. In 2018 he received the Roque Cordero Award for Musical Composition for his work Réquiem por los hijos del cañaveral for mixed choir and percussion, two years later he is awarded again with Cantata para un soldado for soprano and mixed ensemble. His works Sur for symphonic band, Veraguas for symphonic orchestra and Danza de la Aurora for harp, have received honourable mention in the before mentioned contest. His compositions are published by Cayambis Music Press. Robles is professor at the Universidad de Panamá, teaching Musical Literature, Musical Conduction and Musical Theory. He is the pianist and accordionist of Los Guayas, participating in recordings as accordionist, composer, musical arrangement and direction. He has a Ph.D. in musical composition (North West University) and master degrees in Historical Musicology, stressing on medieval and renaissance music (University of Chicago) and musical composition (University of Cincinnati-College Conservatory of Music). He is member as researcher in the Grupo Salamanca de Investigaciónen Museos y Patrimonio Iberoamericano (GSIM). As a writer he has published short story and poetry books, receiving several nationwide awards in many occasions. He offers creative writing workshops, serving also as jury in several national literary contests. His texts have been selected for diverse anthologies, such as Cuentos de Panamá, published by the Universidad de Zaragoza. The author has been published by The Panamanian Instituto Nacional de Cultura, the Fundación Signos, Ediciones El Duende Gramático and by the Society of Medieval and Renaissance Studies in South Africa, among others.

JAQUELINE MURILLO GARNICA: REQUIEM / REKVIJEM

Jacqueline Murillo Garnica

REKVIJEM
S toka reke Kauka

Neobuzdan tok
Uklanja opasnosti nedaća.
Odnosi otpad na koji naiđe,
Već izmirene stare ili nove račune.
Drevno postanje
Posejalo je jadikovke
Nisu mu trebale narikače
Ni plen ostavljen
Na obali reke
U zoru.
Vremenom,
Tamošnji stanovnici
Zatečeni i uplašeni
Pobegli su u svoje kolibe
Usred ničega.
Prošlo je leto
I usamljeno kamenje
Žališe se što ne zna
Šta donosi rečni tok
Što silazi s planine.
Jezive priče
Iz nepoznatih daljina
Spuštaše se niz korita.
A ta reka beše svedok
Svega što može da učini
Ljudski rod

REQUIEM
Desde la corriente del río Cauca

La corriente desmesurada
se lleva los escollos de las desventuras.
Arrasa con los residuos que salen a su paso,
las viejas o frescas cuentas ya saldadas.

El devenir postrero
ha sembrado de lamentos
sin quejambrosas plañideras
los despojos que depositan
en la ribera del río
y por las madrugadas.

En un tiempo,
los lugareños de allí se
persignaban,
y aterrorizados
huían a sus bohíos
en medio de la nada.

Ha pasado el verano
y las piedras solitarias
se quejan de no saber
lo que también trae la corriente
al bajar por la montaña.

Historias macabras
de ene-enes lejanos
bajan por las cañadas.
Y ese río ha sido testigo
de lo que puede hacer
la condición humana.

MEDITERAN

Duboki indigo, blizak i čudan.
Razdvajaš i približavaš granice
Iz malog čamca.
Tvoje plime i oseke koketiraju
pod užarenim suncem.
Prihvataš stranca
Da ga ne bi pustio da ode
Nikada iz tvojih voda.
Od kakve si moći sačinjen
Kad ne pružaš dom
Onome što odluči
Da živi u tvojoj utrobi?
Proždireš svojim ogromnim ustima
Užurbanu trku
Života iscrpljenog ratom.
Tvoj pejzaž je obojen krvlju
Gnusne stvarnosti,
Prekrivaš purpurom
Onoga ko te oskrnavi.

MEDITERRANEO

Índigo profundo, cercano y extraño.
Divides y acercas las fronteras
Desde una pequeña barca.

Tus mareas coquetean
como golondrinas
pendiendo del sol sofocante
a quien se atreve a surcarlo.

Acoges al forastero
para no dejarlo salir
nunca de tus aguas.

¿De qué poder estás hecho
que ni siquiera albergas
a quien otrora
viviera en tus entrañas?

Devoras con tus bocanadas
la presurosa carrera
que la vida de la guerra afana.

De la realidad sórdida
tu paisaje se tiñe
de sangre,
para cubrir con violeta
a aquel que te profana.

REČI

Reči me miluju,
Šapuću mi i dahću
Poput tela bez obličja
Usred tišine
Koju ne dodirujem.
Reči me pritiskaju,
Potresaju me, zavode,
Govore mi.
Reči odjekuju kao glas ptice rugalice
Lepeću kao krila.
Reči dodirujem usnama
One odzvanjaju u mojim glasnim žilama.
Reči su obično neudate
A katkad i nisu.
One su žene bez godina,
Čuje misli teku
Kao akordi gitare.
Poneke pustim,
A poneke ostavljam neme.
Neke me odaju,
Druge me lišavaju hrabrosti.
Uvek koketiraju sa mnom,
Nasmejane saučesnice
U noćima bez imena.

LAS PALABRAS

Las palabras me acarician,
me susurran y me jadean
como los cuerpos trashumantes
en medio del silencio
y sin tocarlas.

Las palabras me acorralan,
me estremecen, me seducen
y me hablan.

Las palabras suenan como sinsontes
y son murmullo como de alas.

Las palabras las toco con mi boca
y suenan en las cuerdas de mi garganta.

Las palabras suelen ser solteras
y algunas veces casadas.

Son mujeres sin edades,
con pensamientos que fluyen
en acordes de guitarra.

Algunas veces las suelto,
otras las dejo calladas.
Unas me delatan,
otras me acobardan.

Siempre me coquetean
sonrientes y cómplices
en las noches y sin nombrarlas.

Prevod poezije sa španskog / Traducción del español: Bojana Kovačević Petrović.





JACQUELINE MURILLO GARNICA, nacionalidad colombiana, doctora en Literatura Española e Hispanoamericana, Universidad de Salamanca, en curso tesis doctoral en Historia MMCyA, de la misma universidad, magistra en literatura de la Pontificia Universidad Javeriana, pregrado en Licenciatura Básica Primaria de la PUJ. Escritura de artículos académicos y culturales, consejera en literatura, Alcaldía Mayor de Bogotá, jurado en concursos de becas de investigación en literatura, cuento y poesía, profesora universitaria con residencia en R.D. jmurillogarnica@gmail.com

EMILIO PAZ PANANA: APOCALIPSIS AZUL

Emilio Paz Panana

APOCALIPSIS AZUL

La carretera Panamericana recorre todo territorio americano,
pero en cada punto se solicita algún documento:
visa, pasaporte, documento de identidad, billete de cien dólares.

Todo es válido con tal de cruzar la frontera
y poder escribir en las crónicas sobre ruedas.

Pero uno no tiene idea de qué tan difícil es el recorrer
los miles de kilómetros que separan
a la esclavitud de la libertad.

Si nos ponemos a pensar / reflexionar / indagar
encontraremos que los pueblos no conocen sobre fronteras,
no necesitan armar tratados limítrofes
ni aplicar protocolos de estado, solo desean intercambiar sus productos
y que estos les regalen los diez centavos para la cena.

Sin embargo, nuestros gobiernos solicitan más y más documentos,
más y más dinero / más y más sudor del cuerpo,
porque tiene un alto costo separarse de sus muertos
y no poder obtener más votos para el Congreso.

Entonces comenzaremos a redescubrir el camino de la redención
mientras imploramos a nuestros muertos que nos oigan
y nos permitan alcanzar las puertas del cielo,
para que podamos obtener un último descanso.

Aunque Dios no quiera.

LA GEOMETRÍA DE LOS INFIERNOS DANTESCOS

El infierno no tiene forma,
aunque los matemáticos quieran darle forma.
El infierno es un vacío,
                        hondo y profundo
en el que se almacenan los recuerdos
de tantos años gastados en la oficina.

La oficina era de base cuadrada,
de cuatro metros cuadrados.

LUMIERE

La suerte cambiará
cuando el cielo llueva sobre el sexo desnudo
de aquellos amantes dantescos que
aunque perdieron vida
ganaron eternidad.

CARTA DE DESPEDIDA PARA UN PADRE DESCONOCIDO

Padre,
gracias por existir,
pero hoy me despido
de tus ojos llenos de dolor
            de las montañas escondidas en tus hombros,
            de los peces que germinaban de tus dedos
            de la extensión del mar que principiaba en tus pies
            de tus oídos que eran la última esperanza de Marte.

Padre,
me despido de ti,
tú que estás al otro lado del mar.

Siente mi abrazo,
cálido  cándido           sereno abrazo
                                    que se confunde con olas de mar
                                    pero que se vuelven fuerzas sobrenaturales
            de un Dios que aguarda por ti.

Porque cuando estés al otro lado
            no podré visitarte.





Emilio Paz (Lima, 1990) Profesor de Filosofía y Religión, egresado de la Universidad Católica Sedes Sapientiae. Tiene publicados “Septiembre en el silencio” (Club de lectura poética, 2016), “Laberinto de versos” (La Tortuga Ecuestre, N°394, 2018), “La balada de los desterrados” (Ángeles del Papel Editores, 2019) y “Mar profundo: Antología personal” (LP5 editora, Chile, 2020). Posee trabajos publicados en diversos medios de Perú, México, Chile, España, Venezuela, Estados Unidos, Argentina, India, Ecuador, Rumanía, Costa Rica, Suecia, Alemania, Italia, Cuba, Uzbekistán, Bulgaria, Macedonia, Serbia, Bangladesh, Bélgica, Francia; siendo traducido al rumano, francés, italiano, búlgaro, uzbesko, macedonio, inglés y tamil. Ha ganado el “Mes de las Letras” (abril, 2017) de la Fundación Marco Antonio Corcuera y el IX Concurso internacional de poesía y cuento – Perú 2019 organizado por la revista “El Parnaso del Nuevo Mundo”. Ha participado de diversos recitales poéticos, congresos de filosofía, siendo su línea de investigación la relación entre estética, poesía y educación. Actualmente dirige el blog “El Edén de la poesía”, la revista Kametsa y los recitales benéficos Las voces del colibrí.

PENONOMÉ EN ABRIL 2020: MARIFELI DOMÍNGUEZ

Marifeli Domínguez

Repaso

La otra cocina
la de la casa vieja del molino
fea y lúgubre
amenazada siempre por la oscuridad
cobraba vida a la hora del desayuno
con el café y el maíz
y otra vez los granos cociéndose en lerda combustión.
Un hilo de amargura se acumulaba en el espacio.
Era quizás
la nostalgia por los naranjos en flor
o por el ciruelo
meciéndose al compás del viento
asomado en la ventana
de la casa de antes.
Quizás eran los olores añorados de la cocina de mi abuela
con sus mixturas de hierbas, frutas y raíces
o los sonidos del pollerín
o el silbido de mi abuelo.
Esa cocina sombría
tortura mi recuerdo
con una tos persistente
a través del tiempo.

Ellos

A la dulce Marcela

Mi recuerdo es el recuerdo de mis hermanos
y de Marcela
la que se acordaba de los giros del viento
en la temporada seca.
Esos recuerdos se agolpaban
se anudaban
se descosían
en la conversación vespertina
alrededor de mi madre
con una taza de café
y una risa ahogando remembranzas.

Tierra

A Francisca


Huele a tierra mojada en el jardín improvisado
de macetas corroídas por el tiempo y por la herrumbre.
Huele a albahaca, romero y ruda
a manzanilla en flor y a flores de naranjo.
Huele en ese huerto añorado de nuestra inocencia feliz
al otro lado del recuerdo y la ausencia
cuando mi madre marcaba el ritmo de las horas
con las meriendas o las comidas.
Huele a tierra de antaño
en el jardín de mi madre-abuela
ese que ya no es más.
Aquel que fue refugio y botica natural
para los males de la descendencia
remedios ancestrales a orillas del conocimiento y la razón.
Huele a jardín de manzanillas y rudas.

Casa vieja

A Tía Mara


Al margen del olvido
estos retazos de vida
cintas cortadas
telas en desafío con el instante.
Al margen del silencio
amaneceres sin luz
sin pájaros
sin infancia.
Una vieja casa
síntesis de un pasado quieto
olvidado del amor
alejado del amor.
Las grietas pobladas de malezas no dejan ir al amor.





Mariafeli Domínguez S. Escritora y Catedrática Universitaria. Hizo estudios de Filosofía, Letras y Educación y se especializó en lengua y literatura española. Obtuvo el Premio Literario Pablo Neruda en el año 1981, en la sección cuento, con la serie de relatos titulado Oquedades.  Posteriormente, en 1991, obtiene el Premio de Poesía Gustavo Batista Cedeño  con la obra Los presagios necesarios. En el año 2009, obtiene una mención de honor en el Concurso Nacional de Cuento, José María Sánchez con el libro de relatos titulado Parturiens y otros relatos.  Ha publicado, en 1995  un libro de ensayos titulado De la Literatura y otras complejidades, en las que ensaya una mirada a la literatura panameña.  Con la serie Cuadernos literarios de la Universidad de Panamá, publica el poemario titulado POEMAS, que recoge su primera producción. Su poemario, Los susurros de la casa, fue publicado por la Editorial Universitaria, en el año 1995. En 2012, sale a la luz el libro de ensayos Voces esenciales de la literatura panameña. Inéditos: Libro de poesías Incorporado a la fuga y Agenda para la añoranza. Coautora del libro Historia de Marruecos y Panamá a través de la voz poética de sus mujeres. (2017).  En prensa el libro, Marruecos es un telar de oro, con traducción al árabe y al francés,  Del recetario extraviado de mi madre, es el último libro publicado en 2020 Actualmente es la Presidenta de la Fundación Arte en el Parque y Directora de la Editorial Universitaria Carlos Manuel Gasteazoro de la Universidad de Panamá.

PENONOMÉ EN ABRIL 2020: JAVIER ALVARADO

Javier Alvarado

SOGA Y MÁS SOGA CON MARINA TSVATIEVA

Bufón_ Que me ahorque. El que en el mundo
está bien ahorcado, no teme ya
a los colores
Shakesppeare, Noche de Epifanía

Dicen que empiezan a ver colores, que no hay remedio
Para volver a su condición de respirante,
Ese es el augurio y la posesión de ahorcado,
Ahora aquí está ella, con el regazo a oscuras
Y una soga enroscándose a su cuerpo como un arrullo de serpiente,
Ha querido colgarse del Kremlim o de la corona de los zares
Donde el miedo es una hogaza de pan que sigue tiritando en el horno,
Una falsa traqueotomía para la vida, la verdadera conflagración contra ti misma,
Contra tus ojos claros y contra el pelo corto
Desde tu daguerrotipo casi adolescente,
Restañando esa parte del diluvio que se advino contra ti
Como una lanza mortal, contra esa lluvia y sus dardos fetales
Naciendo en el descreimiento de toda ecuación posible.
Nadie bebe de la noche su antagonismo de veneno
Su cráter lunar donde seguro han de estar las poses capitales
Para determinar el horario de las muertes,
Las balas que han de traspasar la boca de tu esposo
Y el recuerdo de tus amantes etéreas que se adormilaron
Con la primera canción de cuna y el hijo acribillado
Por los minerales de la heredad sangrienta, todo eso
Para tomar el cordel y dar la forma del anillo nupcial
Para el pescuezo,
Luego dejarse ir y patalear nuevamente
Como un Dios
En la placenta del aire.

VUELTA A LA TSTATIEVA

Me cuenta un biógrafo que a través de un resabio de cristal
Pudo visitar Rusia y tertuliar un rato
Con Marina Tstatieva. Ella lo recibió con su rostro de hambre
Y el vestido raído y con el vaso de agua desbordado por la vendimia de los años
Y le brindó rodajas de salmón desesperadamente
Después de haber tomado
El vaho del día y las temibles noticias, de deudas
Muertes y encarcelamientos de vecinos y seres queridos.
El salmón –eso me cuenta- fue un regalo de Pasternak
Desde muy lejos, desde su cabaña donde podía ver el sol
Y el hielo que copulaba entre el aire y las cordilleras
De un marasmo, casi mortal, y donde los días solían ser espléndidos
Antes de la guerra y de las persecuciones
Y donde ella afirmaba que si hubiese conocido a Blok ella lo hubiese salvado
De la muerte, de ese miserable designio que arranca
De la fertilidad o la esterilidad a los poetas
Y que afiebrada prosiguió a leerle algunos versos
Oh MUSA DEL LLANTO, las más bellas de las musas
Y de ahí en adelante todo fue blanco y todo fue borrasca,
Un aguijón de estrellas para beber el café mugriento
Los panes quemados, las raciones lamentables para la apetencia
Y siguió leyendo hasta tomar un poco la costura
Dejada al descuido sobre el tiempo
Y afuera los caballos galopaban tratando de rumiar la libertad del horizonte
Las esquirlas intocables de las praderas afiebradas
El bastón de ébano que tendían los magos a la tertulia insaciable
Como un acertijo de bastos para la ausencia de los tropos
Que nos hacían caer verticalmente por un río
De espesa niebla, eso lo pintaron después algunos caricaturistas
Con sus tintas esclavas, aumentándole luego un par de historias
De romance o de preguntas que nos tocan el labio o el pececito de la espalda.
Hasta en las cenizas, nos sublevaríamos en rosa o en poema.
Y el biógrafo (que no conozco) y ella
Empezaron a atravesar la vasta noche
Que era como un solsticio
O como un páramo
Donde habitaban las especies desterradas
De ese imperio anterior, a lo que sucumbe
Y no da paso a la vida, tan movida para los que intentan
Cruzar la alambrada de la imposibilidad;
Ella, paloma de tierra, atadas las alas, cacofónicamente
Solía ir hacia las praderas y dejar poemas de protesta
En las ventanas, en los ofertorios del triunfo
En la ceniza,
La agilidad mental de su cuerpo
Que se balanceaba por las calles
Y eso era como ser miembro de la joven guardia
Cuando los himnos de la guerra
Eran audibles en todas las esquinas
Y la nieve era más mortal
Como el invierno en las entrañas
-Carcomiendo-
Todo recuerdo hermoso
Para volver cadáver
A las primaveras recolectadas en el cesto
Donde seguro nacerá un poema,
Una rama vertical de oro sobre el asombro.

CARTA 6

Marina:

¿Por qué usaste la misma soga cuando jugábamos de niñas?
Tú saltabas con esa elegancia de los ciervos cuando huyen
Con el fruto en la boca, yo lo hacía como un reno
Tratando de liberar sus cuernos del arbusto encendido.
Jugábamos de niñas y escribíamos los versos
Más hermosos de este bosque,
Los enterrábamos
Y solían tener memoria de arce, solían agitar sus ramas
Como el abedul de la siembra colectiva.
¿Por qué usaste la soga con la cual colgamos la ropa de nuestras muñecas
Y luego libertábamos al sol nuestras endechas
Esas ganas de tomar la vida y bordar una palabra
O engancharla al cabello como si fuese una maroma
O una mariposa a punto de volver a la crisálida
Y hacerse prosista de versos o hacedora de ríos
Para hondear la tierra? Escribimos algunas veces los mismos versos
Tuvimos las mismas vidas y los mismos juguetes
Un hambre igual para nuestros platos y cucharas
Trabajos forzados y encarcelaciones para maridos e hijos
Y hermanos que se perdieron como un silbato en la nieve.

Es la hora de aprender estos juegos. Se aprenden nuevos gestos
Y nos reparamos de la resaca del tiempo,
De la resaca de los primeros y novísimos licores
Que se nos revelan en la lengua.
Un vapor agrio que va despertando a las piedras
Y a las rayuelas extintas,
La mano impúber va resolviendo las líneas con la tiza,

Los números ensartados a tu cuello como cuentas,
Como augures de vidrio
O cuerpos que acuden al homicidio de la piel
A la permanencia del saludo a la hora de surgir
Entre los copos de hierro
O cuando vengas a buscarme con una marcha triunfal
Oxidada en los ojos
Extraviada en sus averías
En sus tuercas sangrantes
En sus tornillos fálicos por la carne resituada.

Insiste que hay una fogata en el rastro
Una fata morgana incrustada en la tierra.
Una misericordia azul en los días
Que se destiñen entre afelpadas colmenas.

¿Por qué usaste la misma soga que usábamos de niñas?
¿Por qué nunca fuiste mi verdadera compañera de juegos?
Ahora eres mi amiguita, mi amiguita imaginaria
Y detrás de ti la soguita sigue blandiendo mis piernas
Sigue blandiendo mi cuello.

La amiguita imaginaria es la muerte.





Prethodni tekstovi autora: GUÍA PARA TURISTAS DE ESCOCIA / A GUIDE FOR TOURISTS IN SCOTLAND

MÓNICA MIGUEL FRANCO: DE LA PIEL DEL DIABLO / OF THE DEVIL'S SKIN

Mónica Miguel Franco  (Photo Anhell Demelos – (c) Sanfiz Photography)

DE LA PIEL DEL DIABLO

De la piel del Diablo, se crearon los niños.

La alegría que desborda en un beso, la suavidad exquisita de la nata
sobre la lengua.

De la piel del Diablo se creó el jade y del sudor
que resbala sobre Él se cristalizan las esmeraldas.

De la piel del Diablo se fundieron las selvas,
las orquídeas y las guacamayas.

De la piel del Diablo surgieron la obscuridad y la noche, el querer tocar,
el miedo y el susurro.

De la piel del Diablo se hizo la música que te transporta
y el silencio que te rodea.

La piel del Diablo huele como las lilas en primavera y tiene la belleza del primer carámbano del invierno, ese que en su brillo conjura heladas y cierzos.

De la piel del Diablo se desprenden las plumas de las águilas, de los mirlos,
de las cornejas y de las lechuzas.

De la piel del Diablo se recortaron todos los mares llenos de vida,
los ríos que te ahogan y los estanques burbujeantes de hadas.

De la piel del Diablo se crean todos los zapatos rojos y los sorbos de licor verde que se deslizan entre los dientes.

El calambre que los enamorados sienten al tocar al ser amado,
las mariposas brillantes que rondan el estómago del que espera,
esas son las sensaciones
que te provoca la piel sedosa, tibia y tierna del Diablo.

La piel del Diablo te cubre como una manta de cuna, como una mortaja ligera, como un sudario amable, como el abrazo de tu madre antes de dormir.

La piel del Diablo, que se estira y rodea todo el universo en su despliegue
de sorpresas y brillos, que se recoge y ondula en cada curva de la serpiente.

La piel del Diablo nos protege y nos aísla, nos envuelve como el saco que rompemos al nacer.

Al rasgar esa piel, llorando, detrás, encontramos al Diablo, riendo.

La belleza del Diablo que quema
nuestros pulmones con el primer sorbo de sabiduría.
Y nos condena eternamente.

(De la piel del Diablo, Panamá, 2012)

OF THE DEVIL´S SKIN

Out of the Devil´s skin, children were created.

The joy brimming over a kiss, the exquisite softness of the milk skin
on the tongue.

Out of the Devil´s skin, jade was created and out of the sweat
sliding on Him emeralds are crystalized.

Out of the Devil´s skin rainforests did merge,
as well as orchids and macaws did.

Out of the Devil´s skin darkness and night emerged, the desire to touch,
and fear and whispering.

Out of the Devil´s skin, the music that transports you was made
and the silence surrounding you.

The Devil´s skin smells like lilacs in spring and has the beauty of the first icicle of winter, that one conjuring up in its brightness frosts and cold north winds.

Out of the Devil´s skin, the feathers of eagles, blackbirds, carrion crows and owls come off.

Out of the Devil´s skin all the seas full of life were outlined,
as well as the rivers drowning you and the ponds bubbling with fairies.

Out of the Devil´s skin all the red shoes are created as well as the sips of green spirits sliding between the teeth.

The cramp that lovers feel when they touch their beloved one,
the glowing butterflies circling the stomach of the waiting one,
those are the sensations
that the silky, warm and tender Devil´s skin arouse in you.

The Devil´s skin covers you like a cradle´s blanket, like a light shroud, like a kind gravecloth, like the mother´s embrace before sleeping.

The Devil´s skin, the one that stretches and surrounds all the universe in her unfolding
of surprises and sparkles, folding and waving in every serpent´s curve.

The Devil´s skin protects us and isolates us, wraps us like the bag we break when we are born.

By tearing that skin, crying, we find the Devil, in the back, laughing.

The beauty of the Devil burning
our lungs with the first sip of wisdom.
And condemning us eternally.

(De la piel del Diablo, Panamá, 2012)

.::
LA DAMA BLANCA

En tu montaña soy el hada
que te enreda y te pierde
soy la que te hiere y te asusta…
la Niña Blanca, la Santa Muerte…
danzas conmigo en eterno son
de besos no dados y promesas
Soy yo, ¿me ves? morirás en mis brazos…y
morirás alegre

(De la piel del Diablo, Panamá, 2012)

.::
THE WHITE LADY

In your mountain I am the fairy
tangling you, getting you lost,
I am the one who hurts you and scares you…
the White Childe, the Holy Death…
you dance with me in an eternal pace
of ungiven kisses and promises
It is me, Can you see me? You will die in my arms…and
you will die happy.

(De la piel del Diablo, Panamá, 2012)

CORDIS

Quiero un corazón para llevar.
Lo quiero grande. Donde quepan mis caprichos y mis rarezas.
Mimosa, excéntrica y temperamental.
Latirá en mis risas y mis llantos.
Ronroneará en mis silencios y mis arrebatos.
Lo quiero aún caliente,
para acercar a él mis manos siempre heladas
y poder sentir el vaho húmedo que desprende.
En tu pecho no late, pero latirá por mí.
Golpeará sin pausa, al ritmo de mis gemidos y mis susurros.
Será el diapasón que marque el ritmo de mis mareas.
Seré su norte y su este.
Escucharé su llamada a puerto seguro.
Marcará el baile y me hará danzar.
Quiero un corazón para morderlo. Para saborearlo
y esconderme en él. Jugaré al escondite en sus recovecos,
los ventrículos serán mi lecho y las aurículas harán eco
a mi llanto.
A salvo en sus remansos, sus dolores serán para mí apenas
pavesas que haré volar al soplo de mi aliento y sangre nueva
lo llenará, y me deslizaré en un tobogán resbaladizo carmesí,
brillante y blando.
Quiero un corazón viejo. Lo quiero con cicatrices.
Quiero pasar la lengua por ellas, lamer su dolor y sus aristas.
No quiero nada tierno.
Quiero la dureza del que ha latido contra el viento
y ha sobrevivido.
Quiero un corazón antiguo.
Quiero oír en sus compases cuentos de penas y dolor.
Quiero sentirlo latir contra mi mano.
En mi puño recuperará el paso y la calma.
Lo usaré de almohada y despertaré oliendo el óxido
de la sangre en mis labios.
Dame tu corazón, lo quiero para mí.
Entrégamelo para usarlo como una pastilla de jabón,
resbaladiza y húmeda,
que borre con sus manchas las imágenes que no deseo
tener en mi alma.
Dame tu corazón.
Mío es, tuyo no.

(20 poemas de amor y una canción alcoholizada, Panamá, 2014)

CORDIS

I want a take-out heart.
I want it big. Where my cravings and my peculiarities fit.
Affectionate, eccentric and temperamental.
It will beat in my laughter and in my tears.
It will purr in my silences and in my outbursts.
I want it still hot,
to put closer to it my hands, forever cold
and being able to feel the humid steam it emits.
In your chest it beats no more, but it will beat for me.
It will beat without pause, to the rhythm of my moaning and whispering.
It will be the tuning fork setting the beat of my tides.
I will be its North and its East.
I will hear its call to a safe port.
It will set the dance beat and will make me dance.
I want a heart to bite it. To savour it.
and hinder in it. I will play hide-and-seek in its nooks,
the ventricles will be my bed and the atriums will echo my cry.
Safe in its havens, its pains will be for me barely
ashes that I will make fly blowing away my breath and new blood
will fill it and I will slide in a slippery crimson bright and
tender toboggan.
I want an old heart. I want it with scars.
I want to pass my tongue through them, lick their pain and their ridges.
I don´t want anything tender.
I want the hardness of the one who has beaten against the wind
and has survived.
I want an ancient heart.
I want to hear in its beats tales of grieving and pain.
I want to feel it throb against my hand.
In my fist it will recover the pace and the calm.
I will use it as a pillow and will wake up smelling the rust
of the blood in my lips.
Give me your heart, I want it for me.
Hand it to me to use it as a bar of soap,
slippery and wet,
erasing with its stains the images that I do not wish
to have in my soul.
Give me your heart.
Mine it is, not yours.

(20 poemas de amor y una canción alcoholizada, Panamá, 2014)

Translation / Traducción: Edilberto González Trejos





Mónica Miguel Franco (León, España, 1971). Licenciada en Filosofía por la Universidad de Barcelona, doctoranda en Patrimonio Histórico y Natural por la Universidad de Huelva (España). Ha trabajado en un número plural de instituciones culturales y antropológicas en distintos países desde 1998, ha sido docente por más de 20 años y actualmente también dicta talleres on-line. Escribeal menos tres columnas semanales en revistas, periódicos y distintos medios de comunicación en Panamá.Ha publicado dos poemarios: De la piel del Diablo(2012) y 20 poemas de desamor y una canción alcoholizada (2014). Ha sido antologada tanto en libros de poesía como de cuentos en distintas publicaciones en Panamá y en el extranjero. Y sus poemas han sido traducidos al italiano y al inglés. Es productora y actriz de teatro y cine, con una larga trayectoria en las tablas. Como gestora cultural es fundadora del Festival Panamá Negro y del proyecto Jamming Poético en Panamá y de la Red Nacional de Festivales.

Mónica Miguel Franco (León, Spain, 1971). She has a grade in Philosophy by the University of Barcelona, doctoral student in Historical and Natural Heritage by the University of Huelva (Spain). She has worked in a plural number of cultural and anthropological institutions, including museums, in different countries since 1998, she has been a teacher for over 20 years and currently also gives on-line workshops and classes. She writes at least three weekly columns in magazines, newspapers and other media in Panama. She has published two Poetry Books: De la piel del Diablo (2012) y 20 poemas de desamor y una canción alcoholizada (2014). Her work has been included in several anthologies, in poetry and short fiction stories, both in Panama and abroad (Spain, Argentina, Italy, f.i.). And her poems have been translated into Italian and English. She is producer and actress for theater and cinema, with a long career on the stage. As a cultural enterpreneur and manager she is founder of Festival Panamá Negro and the Jamming Poético Panamá  Project as well as the National Network of Festivals.

DARÍO VIANA: ESPIRAL

Darío Viana

I

ESPIRAL

Soy una línea que se desvía;
una de esas curvas
que sucumbe a su propia fuerza.
Llevo en mí
una cadencia que apuntala el cuerpo,
y el vértigo que arrastra la mirada.
Masiva pero sin centro.
Suicida pero sin muerte.
Soy una corriente,
delgada y negra,
que se adentra en la superficie;
una línea que se repliega
cada vez más, en una ciudadela rodeada
de murallas en ruinas.

II

ENTONCES UN PÁJARO

Yo era un árbol
fatigado por la sequía de la tierra.
Entonces un pájaro
se posó en una rama
y disipó el silencio.

III

Cae la tarde.
Encima de la mesa
la hoz y los guantes
junto a una vasija
con un ramo de girasoles
que palidecen.

IV

EL INSOMNIO

Estás solo.
A veces la vela magnifica una sombra.
La cama te sabe a las pocas noches
que han sido muchas en tu memoria.
El calor golpea, ondulante.
Te detienes. Giras. Vuelves a pensar.
En la oscuridad, el reloj insiste
como un puñal que no conoce su propia ejecución.
Ella, repites.
No habrá sueño para ti esta noche.





Darío Viana: Barranquilla, Colombia (1991). Escritor con interés en los géneros de ensayo, novela, cuento y poesía. En cuanto a su visión estética, se basa en una apertura hacia la existencia cotidiana y los paisajes como manifestación del mundo interior. Los poemas incluidos a continuación forman parte del poemario inédito Espiral, ganador del XXIII Concurso Nacional Metropolitano de Poesía (2019) y el Concurso Regional Mesa de Jóvenes “Jorge García Usta” del Festival Internacional de Poesía en el Caribe – PoeMaRío (2019).

VASCO FRANCO: YO QUE TE QUISE TANTO

Vasco Franco

*

Mi abuela cuela el café
y canta sobre la luna llena.
Estás preñada, niña, dice,
estás llena de luz, canta.
Mi abuela moja sus manos
con capullitos de estrella.
Me mira.
Me está mirando.
Mi abuela bebe el café
que estaba colando.
La luna la está pariendo.
La luna la está arrullando.

*

Era marzo
y los totorrones cantaban en las tardes
mientras la brisa lo enredaba todo:
Hojas, polvo, caminos, recuerdos.
Y llegaste tú con tus ojos negros y tu
sonrisa hermosa.
Era marzo y el sol ardía en la espalda y
en la boca,
en el agua del río,
en las horas que atacaban la tarde.
Marzo y sus remolinos
de niños con cometas,
de silencios,
de siesta, de portales fríos.
Sí, era marzo,
sin duda, porque olía a mango maduro
y el patio se llenaba de flores de nance.
La hierba seca ardía en los cerros lejanos.
Eran marzo, tú y toda la magia.

VALS


Los dos al mismo tiempo.
Los dos al mismo ritmo.
Los dos al mismo son.
Los dos la misma mano,
el mismo brazo,
el mismo abrazo.
Los dos el mismo paso,
el mismo giro,
el mismo brinco.
Los dos en uno.
Uno, dos, uno, dos.
Tu mano, mi mano.
Tu pecho, mi pecho.
Los dos uno.
Uno los dos.
Uno dos.
Uno dos

*

Para entonces salíamos a cazar estrellas fugaces
y caballitos de mar.
Tú montabas caracoles en la arena
yo enlazaba nubes y canciones.
Ya en la tarde, juntábamos la poca luz que nos
quedaba y la atábamos al cuello
o la lucíamos como reyes de la nada.
Tú a mi lado, yo al tuyo.
No había nada.
Solo nosotros dos
y ese coro de hadas y sirenas.





Nació en Penonomé. Es economista y gestor cultural. Fundador de Excelsior International School, SESPEC Escuela de Manipuladores de Alimentos y Operarios de Interés Sanitario, del Instituto Superior de los Llanos y de ISDELL Escuela para jóvenes y adultos. Es miembro fundador del periódico “El Vigía”. Ilustró el libro de poesías “Los Susurros de la Casa” de Mariafeli Domínguez. Traductor al español de la poesía de Nadija Rebronja. Fundador y Presidente del Festival Internacional de Poesía “Penonomé en abril”. Realizó la muestra de dibujos titulada “Casitas” 2018. “Penonomé es mágico. Libro para colorear” es su primer libro para pintar. Fundó en el 2018 la Universidad de los Llanos del Pacífico, primera universidad penonomeña, de la cual es su primer Rector. Es Hijo Meritorio del Municipio de Penonomé e Hijo Meritorio de la provincia de Coclé.

STEPHANE MARTELLY: FACHADAS

Stephane Martelly

FACHADAS

Arrimada a esta tectónica

                y todos estos huesos sin

posición

todo este tumulto

                como si no fuera nada

como si el ruido

no existiera.

Mientras que

Se accede (accedemos?)

                finalmente

al estado de fachada

Anclaje sin peso

apoyado

                en el viento

(Inventarios, inédito)

Traducción: Carla Rivadeneira





Escritora, traductora e investigadora académica, Stéphane Martelly nació en Puerto Príncipe y vive ahora en Montreal. A través de un acercamiento profundamente transdisciplinario, ella confronta teoría, crítica reflexiva y arte en su obra. Ha publicado poesía [La Boîte noire suivi de Départs 2004)] y relatos infantiles [Couleur de rue, 1999 and L'Homme aux cheveux de fougère, 2002]. Su obra plástica se exhibe en el libro de arte digital Folie passée à la chaux vive (Locura pasada a cal viva) (Publie.net, 2010).

Como investigadora académica trabaja, entre otros, con la organización Life Stories of Montrealers Displaced By War, Genocide And Other Human Rights Violations (Historias de vida de montrealeses desplazados por la guerra, genocidio y otras violaciones a los derechos humanos) con sede en Montreal, Canadá, como investigadora y coordinadora. En los años 2018-2019 ella fue la Coordinadora principal del Centre of Oral History and Digital Storytelling (Centro de historia oral y narración de historias digital) y sigue como un miembro fundamental de esta importante institución al día de hoy.

También ha escrito una monografía sobre el poeta haitiano Magloire-Saint-Aude (Le Sujet opaque, 2001) y varios artículos sobre la literatura caribeña. Su más reciente ensayo en creación-investigación es : Les Jeux du dissemblable. Folie, marge et féminin en littérature haitienne contemporaine, Nota Bene, 2016.

Sus publicaciones recientes son La Maman qui s’absentait (Vents d’Ailleurs, 2011), Inventaires (Triptyque, 2016) y L'enfant gazelle (Remue-Ménage, 2018). 

Como profesora asociada en el Departamento de Teatro de la Concordia University (Canadá) y profesora de escritura creativa e investigación-creación en el Departamento de Literatura de la Université de Sherbrooke (Québec, Canadá), sus intereses permanentes y continuados son la posibilidad y límites de la creación e interpretación.